miércoles, 4 de noviembre de 2009

ESTADISTICAS DE MUERTES EN LAS BARRAS BRAVAS A NIVEL MUNDIAL DESDE AÑOS ATRAS

A continuacion doy a conocer algunos de los datos de las muertes que han ocurrido por violencia ocasionada a causa de las barras bravas:
La primera víctima fue el 14 de mayo de 1939. El hecho se registró en las tribunas de la cancha de Lanús, que esa tarde enfrentaba a Boca. Murieron Oscar Munitoli (9 años) y Luis López (41).Desde entonces y hasta el 19 de diciembre de 2008, cuando Ulises Fernández (27) fue asesinado a balazos antes del partido San Lorenzo-Huracán, 66 personas murieron como consecuencia de enfrentamientos entre hinchadas. No se contabilizan accidentes ocasionales y personales, como caída de tablones e infartos, ni hechos trágicos que no fueran provocados intencionalmente, como la desgracia conocida como La Puerta 12, donde murieron 71 espectadores.En otros países con similar tradición futbolística las estadísticas relevan una cantidad de víctimas sensiblemente menor. En Italia, por ejemplo, los muertos suman 8. Si bien la rivalidad entre las hinchadas italianas roza muchas veces con el odio, los dispositivos de seguridad generalmente evitan incidentes. Por temporada, la Policía local invierte 50 millones de dólares para la prevención de la violencia.En el resto de Europa, la situación está controlada. En Inglaterra, con la desaparición de los hooligans, durante la actual década no se registraron mayores problemas. En la historia del fútbol francés no se produjo ninguna muerte y en España los casos generalmente se concentran en los clásicos entre Espanyol y Barcelona.
En Sudamérica la violencia explotó en los 90, aunque muy lejos de llegar al miedo generado por las barras argentinas. En Paraguay, el único caso corresponde a la muerte de Carlos Cáceres, un hincha de Cerro Porteño que el 22 de febrero de 2008 sufrió un ataque al corazón mientras era perseguido por violentos de Luqueño.En Brasil, 8 de los 10 muertes ocurrieron desde 1992 hasta 1995. Pero desde entonces, las torcidas comenzaron a perder su batalla. En Chile, hubo 5 muertos entre 1990 y 1996. Y en Uruguay se registraron 3 muertos por violencia entre 1992 y 1996.

La verdad me parece que estos son crimenes que no deben ser considerados de ninguna manera sino que al contrario las personas que asesinen a causa de esto deben pagar las consecuencias, ya que vidas inocentes mueren cada vez que a las personas se les da por pelear y no se preocupan por lo que verdaderamente vale la pena, y no son solo personas adultas sino tambien familias enteras lloran el duelo de la muerte de sus hijos menores de edad.

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada